domingo, marzo 31, 2013

De salir.

Es curioso como el tiempo tanto condena o cuando menos entierra expresiones esclavas de una edad o cuando menos de una época así como en el momento o situación menos esperada vuelven a recuperarse.

Todo esto viene a cuento porque ayer en una conversación salió el tema "pedir de salir". "Me han pedido de salir". Si, entre comillas, entre muchas como le gusta al amigo irlandés. Me maravilla que aún exista gente por este mundo consumiendo recursos propios y ajenos y pidiendo de salir. Calculando mal que bien puede hacer unos veinte años que yo no utilizo esta expresión. Más bien debería decir que no he hecho uso de esta expresión y aún menos para el propósito en cuestión para la que estaba destinada. Además recuerdo con un sentimiento mezclado de ironía, sorna y cierta amargura que la última vez que usé esta expresión me enviaron clara e implícitamente a tomar viento. A tomar un viento además aderezado por otra expresión hermana o cuando menos viajera en el mismo bus de la vida que el "quieres salir conmigo" que no es otra que "para mi eres un amigo pero nada más...muy especial pero nada más".

Cuántos fracasos, lloros, consumos de copas al por mayor, desengaños y demás pesan sobre esta expresión. Tengo la certeza que el porcentaje de fracaso al utilizar este "quieres salir -o de salir- conmigo" es exponencialmente mayor al de aciertos. Como palabra fetiche claro es que está tocada por los malos hados del destino. No funciona y desde aquí, desde la autopista del conocimiento que es Internet hago un llamamiento para que no se continúe utilizando. ¿Qué hemos hecho mal para que siga en uso esta expresión? Nuevamente me pregunto ¿en qué hemos fallado?

Porque todo este asunto arranca en el acto de pedir de salir de unos señores ya bien -supuestamente- curados de espantos y curtidos en mil comeduras de mocos y pocos éxitos. Porque esto es residuo de nuestra época veinteañera, de cuando éramos la generación X. La del Clío Jasp, la música Grunge, el conde Duckcula, Colegio Mayor, el Enano Rojo y alguna historia más. El básico de Revolver también entra -maldito básico-. De conseguir dar un pico a una señorita, cuando enrollarse con una tía era una auténtica conquista y pedirle "de salir" y encima que dijera que si, prácticamente que te hacía chico del mes. Bueno, eso era un título difícil de conseguir, para ello, había que salir con una señorita -mas o menos seriamente- y que tu equipo ganara dos competiciones en ese mes. Ahora caigo que este era un título creado bajo el influjo de la primavera y su espíritu. Solo en los meses primaverales esta ecuación social podía ejecutarse. Nadie ha sido chico del mes en noviembre porque no había trofeos -futbolísticos se entiende....ligas, competiciones europeas..etc de las que jugar la final.



Pues bien, ahora cuando en realidad desconozco como toda esta juventud que viene tras nosotros y que tiene muy pocas posibilidades de pagarnos con sus cotizaciones nuestras futuras pensiones...utiliza recursos desconocidos para el juego del amor, he aquí que el pedir de salir aún está en uso por un grupo de irreductibles....Lelos?? Frikis?? Bipolares?? Aunque la cuestión no es como describirlos o aún catalogarlos, es encontrar el porqué la siguen utilizando. ¿Fueron los únicos a los que les funcionó?. Aún creen en su
infabilidad, más si va acompañada de colocarse de rodillas en el justo y debido momento.

Prometo averiguar más sobre este tema. Y es más que probable que trate con el amigo Friker Jiménez de hacer una mesa de debate en Cuarto Milenio sobre el uso del "pedir de salir" dentro del noble y difícil arte de tirar los tejos.

domingo, diciembre 16, 2012

B-52 en uso hasta más allá de 2040


El 26 de Octubre de 2012 se cumplieron 50 años de la entrega a la Fuerza Aérea de EEUU (USAF) del último bombardero estratégico Boeing B-52 Stratofortress, que comenzó a operar en 1962 con el entonces Mando Aéreo Estratégico (SAC) desde la Base Aérea de Minot, Dakota del Norte, donde aún permanece en servicio activo.

El aparato entregado entonces, con numeral 61-040, pertenece a la variante más moderna de este bombardero pesado, el B-52H Stratofortress, y se encuentra adscrito a la 5ª Ala de Bombardeo de la USAF estacionada en Minot, con la que ha realizado 21.500 horas de vuelo.

Entre 1952 y 1962 Boeing construyó en sus instalaciones de Wichita (Kansas) un total de 744 bombarderos B-52 Stratofortress para la USAF, que hasta la fecha ha operado 8 variantes del modelo, desde el original B-52A al más moderno B-52H.

El Stratofortress ha constituido la columna vertebral de la fuerza de bombarderos estratégicos tripulados de la USAF durante casi seis décadas. El primer vuelo del B-52A tuvo lugar en 1954 y su entrada en servicio (B-52B) con el SAC se produjo en 1955.

Fieles al lema del SAC, ‘La paz es nuestra profesión’, los B-52 jugaron un papel clave como activos de la disuasión nuclear estadounidense durante la Guerra Fría, misión que conjugaron con su empleo como bombarderos pesados convencionales en la fase final de la guerra de Vietnam (Operaciones Linebacker y Linebacker II, 1972), así como en las operaciones Tormenta del Desierto (1991), Libertad Iraquí (2003) y Libertad Duradera (desde 2001) durante las que contribuyeron a minar la voluntad de combate de las tropas iraquíes y talibanes con su tristemente famoso ‘bombardeo en alfombra’ o de saturación de área.

En las últimas décadas el B-52 ha sido superado en capacidades ofensivas por aparatos más avanzados como el B-1B Lancer o el B-2A Spirit, aunque todavía constituye un importante activo en misiones convencionales de apoyo aéreo cercano, interdicción y operaciones navales antibuque.

Con una autonomía de 14.080 kilómetros y la posibilidad de ser reabastecido en vuelo, además de portar una carga bélica de hasta 31,5 toneladas, el B-52H es aún un vector relevante para la proyección global del poder aéreo estadounidense.

Sin embargo, pese a las modernizaciones en la flota durante sus más de 50 años de servicio, el B-52H ha perdido su capacidad de penetración en espacios aéreos hostiles y su operatividad descansa actualmente en el empleo de armamento stand-off, como los misiles de crucero convencionales de lanzamiento aéreo (CALCM), y en su gran potencia de fuego con armas convencionales, como bombas guiadas de precisión JDAM, bombas de racimo, misiles antibuque, etcétera.

La flota actual de B-52H de la USAF comprende 76 aparatos, 74 de ellos operativos con las alas de bombardeo 2ª y 5ª del Mando de Ataque Global de la USAF con base en Barksdale (Luisiana, LA) y Minot (Dakota del Norte, ND) respectivamente.

Cada 6 meses los escuadrones de B-52H de las alas 2ª y 5ª realizan rotaciones desde sus bases en los Estados Unidos continentales a la Base Aérea de Andersen, en Guam, la isla de soberanía norteamericana en el Pacífico occidental. Desde 2004 esta presencia, junto a la de los bombarderos B-2A Spirit de la 509ª Ala de Bombardeo de la USAF (Whiteman AFB, Missouri), constituye un elemento de disuasión y estabilidad en la región.

La USAF prevé mantener operativa su flota de B-52H hasta más allá del año 2040, aunque desde Julio de 2008 ha comenzado a retirar del servicio activo los aparatos más veteranos de esta variante.

Fuente; Rojo y Gualda

domingo, diciembre 09, 2012

Trece días.

Esta tarde he estado viendo Trece días, en la Sexta Tres. La película a mi me gusta mucho. Vale que es una americanada, que colocan a Kennedy en un pedestal pero aún así me sigue gustando. El caso es una vez que terminó la película me vino a mi mente dominical -casi en parada técnica- el pensamiento sobre si esta crisis hubiera sido ahora seguro que la cagamos. Aún más, si esto tienen que gestionarlo políticos y personas cercanas a poder en España la cagamos seguro.

Mal de mucho consuelo de tontos. Bien es cierto que en los EE.UU, aunque andan mejor que nosotros tampoco están sobrados de mentes inteligentes en el estamento político, pero ya digo, mucho mejor que en estas tierras. No quiero ni pensar en Rajoy, Zapatero, Zoilo, Griñan, Gallardón, Rubalcaba...gestionando esta crisis. Por ineptos seguro que hubiera terminado en guerra con los soviéticos. Gracias a Dios también que los soviéticos, hoy rusos, no son ya una amenaza. Que se ha hecho mal para bajar el nivel de esa forma. Está claro que esto no es mas que el reflejo de la sociedad en la que estamos enfangados -este pensamiento es muy jodido hacerlo en domingo y con poca neurona-. Permisividad excesiva, indolencia, no premiar la excelencia en el trabajo y el estudio. Universalizar el acceso a los puestos de decisión, sean estos del sector público o privado. No se presten a confusiones, con esta frase me he referido a que cualquier -lameculos se entiende- tiene más fácil el acceso -aún más en el sistema político- a puestos claves que aquel que verdaderamente tiene cualidades para ello.

Creo que todos tenemos meridianamente claro que cualquier chaval o chavala que desde los quince o dieciséis años entre en las juventudes del partido que más le convenga, asista puntualmente a toda clase de reuniones y demás actividades políticas, si encima se saca su carrera universitaria y sabe a quien tiene que arrimarse en el momento adecuado, tiene un puesto seguro en el sistema político español. No hacen falta más méritos. Todo vale, y no lo digo solo por el tema de la corrupción política. En cincuenta años hemos retrocedido en valoración de principios de forma dramática. Ahora aceptamos comportamientos, y ya digo no solo de políticos, sino de familia, amigos, compañeros etc que hace cincuenta años se hubieran tachado de verdaderas infamias. Pero hoy tragamos mierda con una facilidad pasmosa.

Esta debilidad, este "todo vale" creo que lo podemos catalogar como una decadencia absoluta de los principios que hacen que una sociedad funcione de forma correcta. Con fallos como es normal pero no con la cantidad de mierda que nos rodea como estamos en estos momentos. Hay que volver a valorar y hacer que se valore la excelencia. En el trabajo, en la vida corriente y en resumen en los principios que hacen que nos rijamos como una sociedad de progreso. Esta última frase me ha quedado cojonuda pero lo cierto es que igual la puede utilizar el político de turno. Vacía, es una frase vacía. ¿Por qué? Simplemente porque desconozco como se puede poner en práctica el remedio del problema. Como y donde administrar el remedio. Cojonudo, conocemos el problema y qué. No sabemos como remediarlo.  Y desde luego no soy el más adecuado para ejercer de abanderado de la causa pues como todos, tengo mis lodos que esconder. Así que nos quedamos donde siempre, en la queja no en aportar la solución.

Se admiten, mejo dicho, se necesita urgentemente remedio para lo expuesto.
Gracias.