domingo, noviembre 30, 2008




Un domingo nevado haciendo de fraguel viajero.

¡Que titulo más largo! Pero es así, hoy he modificado un poco, al menos en la mañana mis hábitos de hacer de seta o estar en plan seta el domingo. Por supuesto que no he olvidado mis obligaciones de comprar el pan y el periódico, que por cierto, aún lo he leído. Una vez realizados mis mandados domingueros y visto que tenemos mal tiempo, frío y nieve, he cogido el panzer y me he dado una vuelta por los alrededores de mi querida ciudad de Granada. Mi primera intención ha sido dirigir al panzer hacia Sierra Nevada, pero como resulta que iba en el coche con la radio puesta, con radio 5 todo noticias, al dar la información sobre el tráfico y además al pasar por debajo de un panel informativo diciendo que a partir del kilómetro 10 había que usar cadenas, no veía con buena perspectiva el dirigirme hacía las alturas de España. De todas formas he continuado, pero cuando he visto la cola de autos esperando a que la benemérita -bereberita como dice Chiquito- diera el visto bueno a seguir si equipaban cadenas, he girado el panzer y me he dirigido hacia el Suspiro del Moro, la antigua carretera de la costa, llamada la carretera de la cabra.

Buena elección, además de tener una vista panorámica de todas las sierras que rodean la ciudad, blancas y preciosas, no he tenido que andar mucho con el panzer para ver, que incluso en estos llanos, ya había nieve. Por darles un dato, el suspiro del moro se encuentra a 865 metros sobre el nivel del mar y a partir de ahí se inicia el descenso hacia la costa, hasta Almuñecar, como que a unos setenta kilómetros más o menos. Es una carretera de montaña, con muy buen piso, poquísimo tráfico y que yo la frecuento más o menos, no para ir a la playa. Ya saben que yo con los dominios de Neptuno no me llevo muy bien, pero si para darme mis paseos relajantes con el panzer.

Así que hoy he aprovechado y además de marcarme el citado paseo relajante, he ido de ruta turística a ver la nieve. Y cuánta nieve, entre los quince y veinte y cinco centímetros a los lados de la carretera. Un paisaje digno de ver, primero porque esas extensas tierras de sierra-altiplano mediterráneo normalmente solo están ocupadas por los típicos matorrales de este clima, por pinos de repoblación y poca más vegetación, entre otras cosas porque en su momento fueron también, o al menos eso parece tierras de cultivo, supongo que de secano, trigo, cebada y cosas así. Disculpen mis pocos conocimientos sobre el campo pero no es uno de mis temas referentes. Total, que un buen manto de nieve y futura agua cubría estas tierras tan necesitadas del elemento base de la vida. Digo y me repito que una estampa preciosa.

Incluso había más tráfico que el habitual, porque como es lógico, estas situaciones no son muy habituales y es lógico que el común de los parroquianos salgan a la carretera en busca de la nieve acompañados de los niños, la mujer, la suegra, la parejita que se tira bolas y se hace fotos recordando el momento y en fin, todas esas cosas que suelen hacerse cuando nieva y encima es domingo.

Por cierto que esto también me ha servido para verificar el conocido refrán de "año de nieves año de bienes" porque atravesando mi ruta hay un par de bares-merenderos de carretera, normalmente semivacíos y hoy gratamente llenos hasta la bandera, o al menos eso me hacía deducir el elevando número de autos aparcados a la vera de los establecimientos.

Así que todos contentos, nieve, agua, disfrute, negocio, familia...los únicos que no se veían tan contentos eran los pobres gorriones que no veían en una amplia extensión a la redonda una buena y seca rama donde posarse. Pero bueno, continuando con el amplio y buen refranero español..."nunca llueve a gusto de todos", bueno en este caso nieva.

Buen domingo de seta.
Un por cierto más...los vídeos los he hecho dentro del panzer y conduciendo, espero que la DGT no tome cartas en el asunto...pero vamos que iba a 10 por hora, la carretera estaba totalmente sola, con una visibilidad excelente, los intermitentes de emergencia puestos...y en fin, que había que hacerlos para dejar constancia del paisaje.

miércoles, noviembre 26, 2008



Pérdida de caja de herramientas....espacial.


Menudo pollo internero que circula con la astronauta Stefanyshy y su pirula de perder la caja de herramientas. Desde luego el contenido no eran destornilladores, alicates y llaves de allen de los chinos. Parece ser que la caja de herramientas estaba valorada en 78.000 euros. Desde luego eso da para comprar herramientas en los chinos, por lo menos para las próximas dos o tres generaciones. La cosa está en que es una pérdida mundial y persistente. Resulta que con un telescopio más o menos aceptable, pero de andar por casa, se puede ver el petate de herramientas de la colega astronauta dando tumbos por el espacio exterior. Hay que reconocer que esto no queda muy del argumento de Kubric y su 2001 odisea en el espacio, pero al final es publicidad...jejeje. Por cierto para saber orientar el telescopio hacia las herramientas estelares y no como siempre orientado hacia la ventana de la vecina para verle el culete y lo que se tercie, hay que entrar en la dirección 'spaceweather.com', más indicaciones imposible.

Divagando ya un poco -osea en mi linea- estoy pensando que si, las herramientas como ya he dicho antes cuestan un pasta, vuelvo a repetir los 78.000 sestercios que cuesta el maletín del Equipo A. Pero vamos, seguro que lleva al menos un destornillador, de calidad excepcional por supuesto, pero un destornillador, y las pinzas de presión y alicates, casi que también.

Pero vamos que hay que entender a la señorita ñapas espaciales, y es que viendo el vídeo, con esos pedazos de guantes lo lógico es que se le escape la bolsa de las herramientas, y para apretar un tornillo, pues mejor ni verlo. POr partes también da un poco de grima que al fin y al cabo, igual que uno está medio suspendido en el aire cuando cambia el tubo fluorescente fundido de la cocina, o el cebador del tubo, una putada por cierto, pues al final resulta que mucha tecnología, mucho ingeniero, muchas carreras y master a porrillo, pero coño al final para que las cosas funcionen nada como un destornillador y un currante con su caja/bolsa de herramientas para sacar las castañas del fuego a tanto especialista. Claro que aquí el fontanero de turno no se deja ni los tornillos rotos por si puede aprovecharlos para otra ñapa y la señora astronauta se dejó el sueño herramientero del de bricomanía vagando por el espacio.

Aunque eso si, no es culpa de la chavala, porque mucha Nasa, mucha agencia espacial europea...rusos, chinos, indios ahora también. Coño pero ninguno había caído por lo menos en colocarle una "guitilla" atada de la caja al traje para que no se le volara-suspendiera la caja de herramientas a la chavala. Porque eso si, bromas y demás coña con que ha sido una mujer la que ha perdido la caja de herramientas...joder, a esta le ha caído un San Benito de proporciones bíblicas. Claro que viendo el vídeo, esta gente no es nada profesional. En una bolsa no se pueden llevar las herramientas, ni mucho menos. Como Dios manda la caja de herramientas tiene que ser grande, aunque luego esté medio vacía o las herramientas que contengan no sepamos ni para qué se usan en un cinco por ciento de su totalidad, pero eso si, quien la vea al menos que automáticamente suponga que...""coño con esa caja de herramientas, este o esta saben de chapuzas un huevo...y que ordenado todo". Por eso cuando he visto la bolsa gruesa llena de cachivaches que se ha perdido, pues tampoco es para tanto. Y además quién dice que se ha perdido, porque vamos que la cosa es arrancar la furgo -en este caso transbordador Endeavour- y quemar rueda en dirección a la bolsa flotante, que estos por no moverse dejan perderse 78.000 euros, coño y con esta crisis que muevan el culo y aquí no bajen hasta que no recuperen la bolsa coño. Y sino, por pérdida de material al no estar en lo que hay que estar, leches...que se les descuente del sueldo.

Dicho queda.

lunes, noviembre 24, 2008





10 años en el espacio...o más.

Echándole un vistazo a el mundo, en la sección de ciencia, hay una entrada al blog Cosmos, sobre el décimo aniversario de la ISS, la estación espacial. Orbitando a mas de 25.000 km por hora, en ese tiempo ha dado mas de 58.000 vueltas a la tierra y han pasado más de 170 astronautas por ella. En el blog viene a referirse a que un engendro en el que han intervenido para su creación más de 16 países y que ha costado...o por ahora va costando la friolera de 80.000 millones de euros, pues parece ser que no se le ve si ha merecido para tanto la pena. Que si el laboratorio de gravedad cero no ha explotado los resultados que se esperaban de el...tampoco ha habido grandes innovaciones técnicas, en fin, parece que "pa qué tanta historia espacial??".

Yo no estoy deacuerdo con esa teoría. Siempre parto de la base que dinero invertido en tecnología o en ciencia...siempre será dinero para el desarrollo de nuestra sociedad. No todo es relación causa efecto y de algún modo ya llevamos cierto tiempo dando tumbos por el espacio, al menos por el espacio cercano a nuestro planeta, y claro pensándolo fríamente, si no hay más avances en cuanto a inventos espaciales aplicables a nuestra esfera cotidiana será también porque no avanzamos en el espacio. Estamos haciendo lo mismo desde hace ya unas cuantas décadas. Solamente damos paseos por el espacio, mandamos a gente al cubículo espacial correspondiente. Ahora la ISS y antes era la soviética MIR, pero nada más. Naves sin tripular a Marte, bien es cierto que ya hemos aterrizado allí, y eso es todo.
Digo esto porque si no damos un paso más, con lo que tenemos nos bastamos. Es verdad que por lo visto el nuevo sistema de inodoro espacial sigue dando problemas, pierde agua...jejeje, al final el manguito excéntrico del inodoro normal de a tres euros resulta que seguro no se les ha ocurrido colocarlo en la ISS...por eso tendrán olores y pérdidas de líquidos residuales.

Si se saca de su contexto la frase de subir un litro de agua a la ISS cuesta tres mil euros, coño pues claro, el espacio es un disparate monetario. Pero hay que pensar la cantidad de trabajo que general la industria espacial, y además...aunque solo sea por la vertiente poética, siempre está la curiosidad humana y la meta humana de conseguir salir el planeta y continuar colonizando, y humanamente destruyendo nuevos mundos. Creo que es parte de nuestra naturaleza, construir para destruir además de colonizar para explotar. Esos comportamientos no son solo de la civilización occidental actual. Creo es algo inherente a la naturaleza humana.
Así que al menos pienso yo que ya que siempre tendremos ese afán de saber que más hay ahí fuera, ya saben "the true is out there", por lo menos saquémosle provecho pragmático a ese sueño. La industria espacial siempre es necesaria, tanto por inyectar nuevos sueños a esta sociedad...como por ser una ventana permanentemente abierta a la ciencia y la innovación.

Mi vida en Liendo

http://mividaenliendo.blogspot.com/

Holas.

Bonito título de post, me han pasado la dirección de un Blog, "mi vida en Liendo", una pasada, fotos del valle de Liendo, de obligatoria visita. Tanto el blog como lógicamente esa comarca cántabra. Impresionante, poco más que decir, en post anteriores ya describí como es aquella tierra y me remito enteramente a lo dicho en su momento.
De todas formas subo la foto de la portada del blog, entre otras cosas para recordarnos a los sureños como yo...lo que verdaderamente es el color verde. Y el mar, el color del mar también. Creo que ya lo dije, sin menospreciar el azul del mediterraneo...un sureño montañés de interior como yo...se queda con el mar cantábrico. Aunque claro, barriendo para casa...para montañas, mi Sierra Nevada...jeje.
Buen comienzo de semana.

domingo, noviembre 23, 2008



Tendencia al olvido. Crónicas hospitalarias II.

Supongo que al ser domingo por la noche, entre cierto cansancio porque los domingos tiende uno al cansancio, es uno de los mejores momentos para "para un momento", recapacitar y casi que echar al menos sino la vista atrás...por lo menos un ojo. Está claro que uno de los mecanismos de defensa que utiliza o tiene el ser humano -las personas humanas creo que no....jajaja- es tender a olvidar o al menos a guardar en un rincón de la memoria, los hechos y situaciones que no han sido agradables. Esto viene a cuento de estar pensando mientras leía el periódico, qué iba a subir más al blog en cuanto a parrafada a escribir y me ha venido a la cabeza el tema del hospital. Desde luego y como dije en el post sobre la vida hospitalaria, la experiencia de 19 días viviendo en un hospital da para mucho. Pero justamente ahora no me refería a eso. Verán, yo vivo muy cerca del hospital, como que a cinco minutos andando y no necesariamente a paso ligero. Y hasta hoy, en este momento no he pensado en los cientos de personas que están ahí, que siguen allí, antes que entrara mi padre, después que nos fueramos nosotros y más... entre enfermos, familiares, amigos, visitas varias y como no, personal del centro que estarán pensando en lo bien que se está a estas horas en casa. Si, en casa, ya sea viendo la tele, escuchando música, discutiendo con la madre, la hermana, la parienta, con uno mismo, sintonizando el carrusel deportivo para saber cómo va la jornada de fútbol, preparando la cena, escribiendo un post o simplemente tampoco es mala hora para acordarse de los que no están tan bien en este momento. No voy a entrar en los millones de personas que aún estando bien tienen una vida infinitamente peor y mal atendida que cualquier enfermo del hospital, de nuestros hospitales...si claro, aquí en España y concretando en Granada, en el Ruiz de Alda. No voy a tirarme al ruedo de las causas y desastres del tercer mundo. No, simplemente me recuerdo a mi mismo echando de menos escribir un post en el blog un domingo a las diez menos veinte de la noche.
Parafraseando a Friker Jimenez, un hospital es un lugar de poder....al menos es un agujero negro de fuerzas y sentimientos y vida que atrae y al mismo tiempo es una centrifugadora de humanidad, simplemente porque quien sale de allí, ya sea como "sanado" o simple visita, en el mismo momento que se pasa por las puertas de salida, parece como si ese encogimiento de corazón desapareciera y nuevamente podemos respirar profundamente. Sin ser un medium ni nada por ese estilo de gaitas. Se nota la congoja en un hospital, se percibe la aflicción de las almas y creo que justamente por eso es de un reconocimiento obligatorio y una postura más que encomiable cuando encuentras al personal medico-facultativo y demás profesionales de la salud con una sonrisa en la boca, una risa en la mirada y exportando alegría y positivismo. Eso simplemente cura, demostrado. Alegría y comprensión son dos "medicamentos" milagros para curar al enfermo, porque actúan directamente en el lugar más sensible del enfermo, en su alma. Creo que eso es algo que jamás se debería olvidar en cuanto a la suma importancia que tiene.

Así es que mi recuerdo para todos aquellos que ahora mismo están mirando por las ventanas de las habitaciones de los hospitales o por las cristaleras de las entreplantas, como fuera del hospital la gente sigue paseando, los coches siguen circulando, hace frío, el alumbrado público ya está encendido y la vida, simplemente continúa, con crisis y todo. Y un pensamiento más para los que están ahí, ellos también son vida, dentro del hospital hay mucha más vida de la que creemos, se notan florecer los sentimientos, aunque no siempre sea para bueno, también florece la pena. Pero sigue siendo vida.




La cúpula de la ONU.

Dos años, 35.000 kilos de pintura después y supongo que otra barbaridad aún mayor de kilos de cemento para hacer estaláctitas porreras...todo al módico precio de veinte millones de euros, España aporta su granito de arena a la reforma de la sede de las naciones unidas en Suiza. Aquí el artista, nunca mejor dicho, de todo el tinglado este, el sr Barceló, nos ha pasado una factura sin presupuesto previo de 20 milloncejos de euros. Parece ser que nueve son para pagarse a sí mismo la creatividad que ha desplegado en hacer una cueva de colores...y el resto pues para los especialistas en secundar su obra. Porque en cierta forma el sr Barceló se ha convertido en el pocero de arte. La cúpula de la alianza de naciones de la ONU es la seseña del arte moderno.

Se dice y se comenta que los suizos al ver la forma de trabajar de Barceló y sus secuaces. Parece ser que colocaron debajo de la cúpula y su área de trabajo una especie de Haymas y que además de utilizarlas para descansar de sus agobiantes sesiones de trabajo...ese olorcillo extraño que todavía hay en la sala de la cúpula no es por la pintura...sino por el consumo al por mayor y en cantidades industriales de porros como tubos de bajantes de PVC que trasegaban oralmente los colegas del artista...y el propio artista mismamente también.

Reconozco abierta y publicamente mi total asintonía con el arte moderno en si. Admito un total rechazo a las manifestaciones de arte moderno, o al menos a la gran mayoría de ellas. Me parecen más cerca de formas de publicidad que de arte estricto. Está claro que esto es un terreno farragoso y además sabiendo que soy un total bolo en temas de arte moderno. No lo entiendo, en sus manifestaciones en las diferentes plasmaciones de arte, tanto pintura, como escultura, teatro, etc....el único sentimiento que despierta en mi es fundamentalmente el de aversión.

Al mismo tiempo mi hiperdesarrollado sentido del pragmatismo me hace incapaz de asumir que semejante enjundia de cemento y pintura disparatada valga veinte millones de euros. Qué pasa que nadie verdaderamente se atreve a decir que no entiende esa reforma del techo a lo cueva de David el Gnomo como arte. Joder...seamos sinceros, que lo único que ha hecho es reproducir la cueva del gato y pintar las estaláctitas de colores a cual más chillón.

Nada más...bueno, y gastar cemento como para hacer veinte promociones de VPO...jajajaja.
Cuando leo en el Mundo la noticia y los comentarios de comparar la obra de Barceló con la sixtina de Miguel Angel..además de recomendar un ingesta de barbitúricos al que piense de esa forma me hace pensar hasta qué punto tenemos que pasar todos por el "aro" de la modernidad. Está claro que muchos de los estilos artísticos que ahora idolatramos, renacimiento, barroco, gótico, neorrealismo, impresionismo etc...en su momento probablemente levantarían sentimientos de rechazo por ser excesivamente rompedores o modernos. Como ahora se puede decir de esto que se cataloga como arte moderno. El problema pienso yo es que con esta coña del arte moderno ya llevamos casi cien años...y en fin, ya son varias generaciones las que se han ido al otro barrio pensando que eso que se define como arte moderno...no es más que una chufla cantamañanas saca dinero de subvenciones de arte. Como no todo una vez más procedente del bolsillo de nosotros los contribuyentes...ajenos a toda esta vorágine de estilos artísticos....poco asumibles como conceptos de arte. Bueno, no, son realmente artistas porque esas patrañas varias que realizan nos las meten bien dobladas, las cobras exquisitamente pagadas y son unos verdaderos artistas del noble y antiguo arte de la ESTAFA.

Buena semana.

lunes, noviembre 17, 2008



Los piratas se cargan la navidad...

Más o menos eso se puede sacar en conclusión de la noticia que hoy viene en el mundo, en su sección de tecnología. Así es, igual nos quedamos sin consolas nintendo wii, playstation y demás coña electrónica por el tema de los piratas somalíes. Y es que estos buenos señores del mar resulta que han caído en la cuenta que frente a sus costas pasa una de las rutas comerciales marítimas más importantes del planeta. Y claro, mejor que ir a comprar las cosas al mercadona somalí más cercano, mucho más barato y oportuno es desvalijar cuanto barco mercante pase por sus cercanías. Una especie de superchino todo gratis en mitad del mar. Porque según parece esta gente empezó por molestar a los pescadores, vascos para más inri, luego fueron a por pijos-navegantes en sus yates-veleros haciendo el indio por aquellos lares para impresionar a la fulana de turno de nueva esposa anillada a un pedrusco diamantino...y mira que ahora nos joden las reservas del Corte Inglés, del Carrefour y a los Reyes Magos y Santa Claus...pues también en las colas del Inem -a dónde vamos a parar- porque no pueden satisfacer las demandas electrónicas de los triunfitos de hoy en día en fechas navideñas.

Aunque sinceramente lo que más me choca y me hace pensar o mejor dicho reparar en la cantidad de ñoños ideológicos que nos gobiernan -eso pasa por dar tanta subvención a psicólogos y demás morralla- pues eso que los que manejan el cotarro de la marina mercante mundial están estudiando la posibilidad de volver a tomar la ruta del cabo de buena-esperanza, como en los tiempos de los antiguos bergantines esproncedianos -esa palabra seguro que no existe- para de esa forma esquivar a estos cabrones de piratas somalíes. De forma que la ruta se alarga una tres semanas en llegar a nuestra querida y unida Europa y joder...igual la navidad la celebramos en febrero. Visto así en parte mejor que yo cumplo años en febrero y recibo doble de regalos...jajajaja.

En fin, lamentable...estas cosas nos cuestan el dinero. Pero claro tenemos a la recua de políticos de turno -gracias a Dios no son solo los españoles- pensándose en mandar allí a las marinas de guerra de los respectivos países occidentales para darles por el pelo a estos piratillas morenos. Porque al final resultará que estos politicuchos abrazafarolas terminarán acojonados de esos grupúsculos antisistema y demás chusma progre que soltarán el lastre de discurso de derechos humanos, martillo capitalista, respecto de costumbres etc...Con lo fácil que sería coger a todos estos santos varones y santas hembras amantes y garantes de las superlibertades y tenerlos de pinches de estos piratas una temporadas...seguro que todos terminaban rezando todas las noches y pidiendo por la salud de Losantos...jajajaja.

Pues no, además de misiones de paz...muy molonas todas a no ser que se empiecen a cargar a más soldados-misioneros de la cuenta, el ejército está también para repartir galletas...pero no de las que se comen. Un buen momento para ver en acción nuestras nueva serie de fragatas, al portaaviones..y a un par de destructores franceses. Porque eso si, la marina de la pérfida albión...ya se ha cargado a un par de piratas. Como siempre Inglaterra nos saca ventaja, no aprenderemos nunca.

Una cosa más, algo además que escama bastante, parece ser que los barcos nodriza utilizados por los piratas son...unos antiguos arrastreros rusos. UUmmm!!! ¿¿Qué hará Rusia dando la lata nuevamente por esta parte del mundo??? Aviso a navegantes, los rusos-soviéticos nuevamente tienen pasta, así que cuidado...llevan tiempo aburridos y quieren volver a divertirse. Es el momento de volver a Moscú, allí querrán a gente válida. Jeje.

Pero algo si está claro...ninguno de estos piratas conoce al holandés errante.

Saludos.

domingo, noviembre 16, 2008


Buscador para rapidshare.

Para terminar os dejo unlink de un buen buscado para rapidshare...funciona más que aceptablemente, los enlaces que encuentra de rapid son funcionales...y nada, jajaja a descargar

http://rapidlibrary.com/


18 días de vida hospitalaria.

A todos nos toca tarde o temprano pasar por el hospital. Ya sea de forma directa o aún más probable cuando tenemos un familiar enfermo o como mínimo que necesita de reparaciones quirúrgicas. El caso es que mi padre ha tenido que pasar por estas reparaciones por un tema de garganta gracias a Dios y a los médicos bien y limpiamente solventado.

Que un hospital no es un lugar atrayente es algo fuera de toda duda. Que dedicarse a la salud, ya sea como médico, enfermero, celador o cuantas profesiones circundan y forman el entramado de un hospital está claro que o se acomete ese trabajo por vocación o si es solo como medio de vida...ni compensa, ni se hace bien, lo sufren los pacientes y lo llevan aún peor el "trabajador" por obligación.

Digo todo esto porque después de pasar esos casi veinte días viviendo y sintiendo el funcionamiento de un hospital se pueden sacar muchísimas conclusiones. Desde luego que no es la primera vez que paso tiempo hospitalario, pero si la vez que ha sido mas larga la estancia y por lo tanto con más posibilidades de conocer la intrahistoria que se desarrolla diaria y permanentemente en un hospital. Así es que 20 días en hospital Ruiz de Alda, ciudad sanitaria Virgen de las Nieves aquí en mi querida Granada dan para mucho. Para empezar y a modo de gracias impagables, tengo que agradecer, engrandecer y expresar todo mi afecto, agradecimiento y reconocimiento a los otorrinos que han operado, curado y se han preocupado por mi padre. Así como a todo el personal de la cuarta planta de otorrino y urología del Ruiz de Alda, porque es un personal no solo cualificado, sino educado, de un trato gratísimo, una calidad humana excepcional y un cuidado y amor por los pacientes digno de encomio y elogio. Está claro que todo el mundo no es igual, pero en líneas generales hay un grupo de trabajo digno del mayor respeto.

Como digo, al estar un tiempo creo que largo -no creo, desagradablemente largo- en el hospital, se repara en muchas cosas. La primera y empezando por acciones o hechos menos tangibles pero más espirituales, hay que reconocer como algo irrefutable como se alarga o decrece el ritmo del tiempo en el hospital. Las horas se hacen eternas, los días se convierten en centurias sino en edades y los minutos pasan a ser planes quinquenales de hastío. Que forma más lenta y gris tiene el tiempo de pasar en un hospital. Los momentos malos se alargan hasta el infinito y la capacidad de abstraerse del entorno para intentar evadirse en los momentos de estancia y acompañamiento del enfermo son difíciles de conseguir. Noches completamente en blanco, y no lo digo ya por la ausencia de un sueño mínimamente reparador sino por la capacidad de abstraerse con el pensamiento. De ocupar la estancia hospitalaria al menos con pensamientos agradables o cuando menos con razonamientos sobre el día vivido y planes venideros...pero no, uno termina por fijar la mirada a la pared y poco más. Si es cierto que con el pasar de los días, tanto el espíritu como el cuerpo se aclimatan a la nueva situación y se busca conseguir una cierta comodidad y rutina en estas condiciones tan poco afines a conseguir una mínima calidad de vida.
Dejando un poco a un lado la vertiente psicológica y entrando en terrenos pragmáticos, se comprende perfecta y meridianamente claro el concepto de gasto en sanidad. ¡¡¡Qué máquina de gastar dinero es un hospital!!! Medicamentos, textiles o lencerias...digo por ello sábanas, pijamas, baberos, cobertores, material medico-quirúrgico como jeriguillas, gasas, plásticos de todo tipo, camas, electricidad, calefacción...que impresionante agujero negro financiero es un hospital. Que ingentes cantidades de dinero consume el funcionamiento rutinario. No tenemos ni la más mínima conciencia de ello hasta que se pasa el tiempo necesario para conocerlo. Obviamente todo el mundo conoce a alguien que trabaja en el tema sanitario y el tema del consumo de recursos es algo de sobra conocido. Si, la sanidad es cara de mantener, deficitaria...pero siempre son pocos los recursos que se le dedica, se hace mucho bien, tenemos una sanidad que a pesar de todos sus problemas y defectos considero que es envidiable. Que podía estar mucho mejor eso está claro, pero que nunca es poco el dinero invertido en sanidad, está claro que el control, la administración y la planificación podían ser mejores, pero está fuera de duda que se pueden quitar de multiples partidas presupuestarias dinero público mal empleado para dedicarlo a sanidad.


Por último me referiré a la cantidad de gente que pasa por el hospital, desde trabajadores, enfermos hospitalizados, enfermos "transeúntes", familiares, amistades de visita y hasta gente que se entretiene paseando por le hospital por si ve algún conocido y echa la mañana. Palabra que existen. Y sobretodo y por desgracia, mucho descerebrado sin educación. Da igual que vengas de visita desde Bailén joder, pero si llegas con necesidades de visitar al señor roca, no lo hagas en el baño de la habitación de los enfermos. Primero por propia higiene, segundo por respeto a ese enfermo que está postrado en la cama y que no tiene por qué oler tus deposiciones y por último por respeto a los acompañantes de los enfermos que hay en la habitación. Pero claro, si siempre estamos diciendo y aún más pensando que se está perdiendo la educación...que mejor lugar para comprobarlo que un hospital con toda la humanidad que mueve.

Así para terminar, por ahora, porque esta estancia ha dado para muchísimos temas...lo dicho, creo que lo peor es la cantidad de fuerzas que consumes o que supone el mantener tu vida normal -mantenerla entre muchas comillas- y además hacer vida hospitalaria...eso si es un dispendio energético...jejejej. De todas formas se da por más que bien empleado cuando llega el momento de marchar y todo ha salido bien. ¿Pero y cuando no salen bien las cosas? Por ahora no ha pasado, doy gracias a Dios por ello y desde luego tiemblo solo por el mero hecho de pensar en que eso suceda. Mi máximo apoyo y cariño para todos aquellos que continúan en el hospital y encima de todo...no ven el final del camino.

Buen comienzo de semana....por cierto las fotos son del hospital en cuestión.