domingo, julio 10, 2011

National Geographic en el pantano del cubillas.

video


Hablando por teléfono ayer con mi compadre Navarro terminé aparcando el pánzer frente al restaurante del pantano del cubillas. El tema del manoslibres está bien, pero para una buena conversación de móvil mejor parar el coche y charlar tranquilamente. De modo que dejé estacionado el pánzer y continué la conversación con mi compadre. Como tengo la costumbre de andar mientras hablo, en el trabajo me pasa igual de forma que puedo estar sentado en mi mesa y levantarme...hablando y caminando -muchas funciones para una neurona motora- terminar la conversación en el patio de materiales...
Lo dicho, en plena conversación de -no viene al caso- llegué hasta la orilla del pantano. Mi compadré terminó la conversación porque andaba ocupado en el transporte de bolsas de compra hasta su casa, difícil y nunca bien reconocida tarea. Pues bien, con el anuncio de reanudar la conversación telefónica me dispuse a esperar contemplando mientras la cantidad de peces que hay en el pantano. Cierto que es un poco guarrillo el tema de la presencia de estos peces cerca del desagüe del restaurante al pantano. Pero bien, estos peces saben que de ese tubo sale manduca -sobre gustos hay colores- y yo por eso pido siempre calamares. 
Desconozco si en el cubillas hay truchas, carpas, pirañas asesinas, algún siluro o vaya usted a saber qué clase de monstruo tipo cuarto milenio. Arreglo esta falta de conocimientos con rápida búsqqueda en Google y en un artículo de Portalpesca veo que el señor Paco ha pescado -nunca mejor dicho- treinta y cinco kilos de carpas en el Cubillas. Fin del problema; en el cubillas hay carpas. Desde luego no descarto el tema del monstruo tipo Cuarto Milenio porque más de una vez vi unas excesivas y fulgurantes olas que se formaban en distintos lugares del pantano....si, percibí una presencia; claro que también podría ser mi problema de "múltiple personalidad" ;-)
Tirando piedras. Así es, me pasé media hora cogiendo piedras y bombardeando a las carpas a pedrada limpia. Carpas algunas de tamaño respetable. Vale, los ecologistas ya se me habrá mosqueado, nunca se puede quedar bien con todo el mundo. Pero me entretuve, mejor dicho...lo pasé en grande tirando piedras a los peces-bicho-carpas. Incluso ideé un sistema de atracción al bombardeo mediante señuelo. De forma que les tiraba una piña -de pino se entiende- y esta quedaba flotando en la superficie. Las carpas-bicho se acercaban y en ese momento el chache en plan batería artillera costera abría fuego de piedras-proyectiles a discreción.

Muy relajante y divertido. 

* Por cierto....las carpas como si tal, mi puntería no es nada.

Fotos y vídeo realizado con mi LG GW520

2 comentarios:

Santino dijo...

Sabía usted, Sr. Fargorn, que los calamares se alimentan en la desembocadura de los rios y demás salidas de aguas al mar....?

Dejese de historias y vuelva a los grandes consejos del Maestro.... de comer, siempre, CARNE!!!

Y conste que llevo un buen rato descojonándome cada vez que pienso en su técnica "atraigolacarpaconlapiñaylaestampoconlapiedra"... sublime!!!

Anónimo dijo...

me parece deprimente que alardees de ello