miércoles, febrero 07, 2007

SuperPERSONAS HUMANAS Y...CHERNOBYL. nADA QUE VER.

Desde el día 25 del mes pasado no me marcaba ningún comentario en el blog. En este tiempo han pasado cantidad de cosas. Gran frase joder. No, lo digo en serio...está claro que este mundo produce una ingente cantidad de actividad, especialmente las personas humanas. Creo que hay pocas expresiones que me molesten más que “personas humanas”. Por desgracia es una expresión que en la televisión está en boca del noventa por ciento del mundo que aparece por la caja tonta. Yo los prendía a todos y les sometía a un curso intensivo de reeducación para que olvidaran la expresión “persona humana”. Es una redundancia como la copa de un pino. Es lo mismo decir persona que humana, por lo tanto no superlativicemos las expresiones. Cosa difícil hoy en día también, porque hoy todo es superguay, superdifícil, supermolón, superinteligente, superrico y superpobre, superenserio, supervayansealamierda.

Conclusión hasta aquí; la mierda que tenemos es la que nos merecemos.

Intentando recuperar el principio del artículo, estaba pensando que yo quería escribir sobre Chernobyl. Curiosamente si en Google escribes Chernobyl, el primer resultado que aparece es la wikipedia –gran invento la wiki- siendo la referencia de la Wiki, no algo sobre la ciudad sino directamente sobre el accidente de Chernobyl

Reproduzco una parte de la wikipedia.

El accidente de Chernobyl (Чорнобильська катастрофа), fue el accidente nuclear más grave de la historia, siendo categorizado en el nivel 7 en la escala INES. El 26 de abril de 1986, en un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de la planta nuclear Lenin, de Chernobyl, se produjo la explosión de hidrógeno acumulado dentro del núcleo por el sobrecalentamiento, durante un experimento en el que se simulaba un corte de suministro eléctrico. La planta fue cerrada en diciembre de 2000.

A partir de esto, se empiezan a desplegar enlaces y surge un contenido tan interesante como oscuro, comprometedor, interesantísimo y muy ilustrante. Les recomiendo fervientemente que visiten el enlace.

Todo esto para referirme, y espero que no me quemen en efigie –al menos por esto- por estar deacuerdo con la energía nuclear –nucelar como dice Homer Simpson-.No soy un capitalista ortodoxo ni nada parecido. Pero me parece una alternativa viable, rentable y tratada con la seriedad que merece un escape a tanta dependencia del combustible fósil.

Nadie puede dudar de la peligrosidad de esta energía, pero creo que incluso contando con las experiencias negativas – y sé que son muchas y deplorables- que nos ha reportado el uso de este tipo de energía, sabemos que bajo un estricto y justo control, es beneficiosa. No estoy afirmando, ni mucho menos, que esta energía sea la panacea del consumo cada vez más estratosférico de recursos por parte de nuestra civilización, pero al menos y estableciendo un paralelismo con la democracia, es la menos mala de las opciones disponibles. Por supuesto que es mejor la energía solar, eólica etc., pero por desgracia no tenemos el suficiente desarrollo tecnológico hoy en día para explotarlas en la dosis suficiente como para reducir notablemente el consumo de combustibles fósiles. Y lo cierto es que nuestra querida Tierra tiene una intoxicación de CO2 que pasa de lo insano a lo crónico-enfermizo. Creo que deberíamos pensar si estamos aceptando, y no nos queda otro remedio ya, que gran parte del potencial armamentístico nuclear está en manos de descerebrados, especialmente últimamente, y por tanto nos encontramos cada vez más expuestos a que un lerdo extremista termine disparando algo radiactivo, prefiero jugármela con la energía nuclear controlada, bien controlada a sabiendas que el riesgo del “contagio” radiactivo ya me lo facilitarían otros.

Ante el desarrollo tecnológico, especialmente en temas de energías, nunca demos la espalda a la ciencia, porque de ella siempre depende nuestro progreso y mejora de vida.

Segunda conclusión del artículo; nos asustan con peligros en una mano y nos esconden los verdaderos peligros en la otra.

La verdad está ahí fuera...y no son extraterrestres los malos, son hijos de puta que controlan el mundo, lerdos que no les importen que les controlen mientras no les hagan estudiar e inútiles que simplemente no dan para más.

1 comentario:

Mr. Delarge dijo...

Buenas noches, Sr. Fargon. Sin perjuicio de su indudable maestría tratando temas de diversa índole, debo hacer una precisión: "persona humana" no debe considerarse una redundancia, pues hay personas que no son humanas.

Me refiero a las personas jurídicas, cuyo reconocimiento está ya más que consolidado tanto en el ordenamiento jurídico-privado (Código Civil, Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas, Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, por citar las normas más importantes y conocidas) como en el ámbito del Derecho Público (por ejemplo, la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, que recoge como formas públicas personificadas los Organismos Autónomos y las Entidades Públicas Empresariales), amén multitud de innumerables casos, tanto de derecho patrio como comparado (comunitario e internacional), que no podrían siquiera citarse aquí por su ingente cantidad. Incluso el Estado o el Ayuntamiento de su ciudad, organimos ambos que, por lo general, tantos quebraderos de cabeza dan al humilde ciudadano, ostentan personalidad jurídica.

Por ello, no es incorrecto decir "persona humana" como sinónimo de "persona física". Es más, incide en una cualidad, la humanidad, de la que no todas las personas físicas pueden presumir (no hace falta más que ver un telediario y contemplar la escoria terrorista que asola España).

Sin otro particular, le manifiesto mi más profunda admiración a su blog. Reciba usted mis más cordiales saludos.