domingo, diciembre 17, 2006

EL HABLA.

Desde luego que con tanta idioteces en la gran mayoría de los casos, sobre el lenguaje sexistas, mal uso del lenguaje etc...Creo que estamos olvidando una realidad constatable y peligrosísima, y es que cada vez se habla peor.

Que yo recuerde, uno de los grandes empeños de nuestros padres y madres ha sido el que habláramos con claridad, corrección y buena pronunciación. Pues veo que resulta que esto de la buena pronunciación ya no es una meta, ni de los progenitores, ni de los formadores. Y desde luego aún menos de la panda de inútiles en los que confiamos que nos paguen nuestras futuras pensiones.

He comprobado bastantes veces, siendo la última de ella ayer, que la juventud, los chavales, y por ellos me dirijo a niños/as de unos quince años más o menos, por desgracia, hablan peor que gañanes. No es ya solamente un vocabulario restringido hasta la extenuación, sino una pronunciación indigna de ser tachada de “inteligente”. Si, lo siento pero no exagero en absoluto. Estos grupitos y la gente más joven en general y por lo menos por estas tierras granadinas, donde dicho sea de paso nunca nos hemos destacado por nuestra buena pronunciación del castellano, hoy en día estamos llegando a unos límites inaceptables. ¿Culpables? Muchos, una familia donde se piensa más en que el dinero fácil que en la instrucción de los hijos, un profesorado que con salir indemnes de clase otro día más, tienen de sobra para estar contentos. Un acusado regionalismo cutre, barato, hortera, simple y sobretodo inútil que hace que el andaluz por cojones hable de forma asquerosa, y por supuesto sin perder la identidad andaluza.

Después de todo este vomitado solo me queda decir que yo jamás contrataría a un gañan que no sabe ni expresarse correctamente ni hablar como una persona cabal, que dudo mucho que esta gente llegue a algo más que cajera de súper o peón de albañil, que si, desde luego ganarán un buen dinero pero por desgracia los fabricantes del trivial, mejor que dejen de hacerlo porque será un juego totalmente fuera de las posibilidades de la futura “guardia” de España.

Donde encontraremos refugio rodeados de tanto inútil.

1 comentario:

La Diosa dijo...

Cuidadito. Cajeras de super y peones de albañil a veces hablan mejor que los grandes directivos.