jueves, diciembre 06, 2012

El origen del Croissant


El croissant es ya un elemento esencial de los desayunos occidentales; ¿quién se resiste a uno de estos dulces a la plancha con mantequilla? O relleno de jamón de york; algunos prefieren pavo. En fín puede ser combinado de múltiples maneras. El caso es que si preguntamos a cualquiera de donde cree que viene el croissant nos dirá en casi todos los casos que de Francia. Pues, amigos, para nada es así ya que su origen es Austria.
Este hojaldre con levadura aparentemente tan simple pero tan sabroso se originó en el siglo XVII en un momento muy complicada para la ciudad de Viena, con los turcos otomanos a las puertas. Éstos, cansados del asedio, iniciaron la excavación de varios tuneles que les permitieran atravesar los muros de la ciudad bajo tierra pero imaginad quiénes se percataron del plan, los que menos podéis imaginaros. No fueron los soldados de guardia nocturna, debiera haber sido así pero no, sino los humildes y disciplinados panaderos que tanto entonces como a lo largo de toda la Historia siempre han trabajado por la noche para tener el pan y derivados a punto a primera hora de la mañana y que podamos disfrutar de ello durante el día con lo que sorpendieron a los turcos que esperaban sorprender a los confiados vieneses durmiendo.
Por supuesto, los panaderos avisaron al Ejército austriaco salvando la ciudad. Así que los panaderos se convirtieron en los héroes de Viena decidiendo recordar esta hazaña para toda la posteridad con un manjar que acabó siendo universal pero el despiste sobre su procedencia viene porque un oficial del Ejército de Austria abrió una panadería como negocio propio en París importando este sabroso dulce. La gente le preguntaba por el mismo y el soldado les explicaba a sus clientes la historia de los panaderos conociéndose desde entonces como croissant que en francés significa "creciente" burlándose del símbolo que los turcos lucían en sus banderas: el cuarto creciente lunar.
Siendo el Segundo Imperio francés una de las superpotencias mundiales llevó el croissant a todas sus colonias y otras Naciones que emulaban el poder francés adoptaron algunas de sus costumbres, incluidos algunos de sus platos y postres, como el croissant.

Fuente: Redsafeworld

No hay comentarios: