domingo, enero 14, 2007

Bullying o balas perdidas...y necedad psicóloga.

Este fin de semana viene en el suplemento “El semanal” –por cierto yo lo compro con Ideal, el periódico de Granada- un reportaje sobre el bullying, o sea, el repartir yoyas en el colegio. Como buen reportaje nos entrevistan tanto a los que reparten galletas como a los que reciben, “for aparte” – Chiquito dixit- padres respectivos de perlas y perchas de palos. Está claro que siempre ha habido broncas, peleas y niños que daban y niños que recibían. Ahora, lo que está pasando actualmente clama al cielo.

Falta autoridad, falta disciplina, faltan deberes...es una barbaridad lo que voy a decir pero hasta creo que sobran derechos y antetodo lo que más faltan son culpables. Culpables mayores, desde los padres del repartidor de yoyas, pasando por profesores, jefes de estudios, directores de colegios y sobretodo psicólogos y políticos. Donde se ha quedado el respeto al profesor, a los padres y por supuesto el respeto a los demás. La piara de inútiles –que no nos costearán las pensiones- que estamos educando por desgracia ignoran palabras y conceptos como urbanidad, educación, seriedad...y sobretodo cultura. Tan solo conocen derechos, dominan con un grado abrumador los conceptos de soy problemático y por eso te hincho a ostias, nadie me comprende y este mundo es una mierda, el estudiar no sirve en la vida real etc. Nos estamos convirtiendo en un puto barrio hispano de Nueva York, Boston o donde sea. El nivel cultural raya la nulidad total. Están creciendo unas generaciones lerdas, cosa que a los políticos –absolutamente de cualquier ideología- les encanta porque no hay nada más manipulable y moldeable que una masa social estúpida, inculta y necia.

Hay que restaurar la autoridad del profesor, no podemos pasar de los tiempos en que el niño era el culpable a que ahora el profesor le tiene manía. No hay seres más mentirosos que los niños creciditos y los quinceañeros que se comen el mundo y se creen dioses. Es cierto que la sociedad en los últimos diez años ha evolucionado una barbaridad, el núcleo principal de aprendizaje y educación de un niño está cambiando. La familia no es igual que antes, pero eso no nos puede servir de excusa para crear auténticos monstruos lerdos pero matones.

Y por favor, recolectemos firmas, formemos plataformas, hagamos manifestaciones y forcemos al gobierno a que les cierre la boca a tanto psicólogo de mierda que no hacen más que joder la marrana. De cada cien hay uno bueno. Nunca he entendido esa profesión, si alguien tiene algún tipo de problema mental, enfermedad o trastorno para eso están los psiquiatras. Esta gente se creen dioses de la psicología y por lo menos los que salen por televisión, sea en programas, reportajes, debates etc...Habría que instaurar para ellos la pena de destierro, pero no de España sino de la civilización. Vamos a ver, en este tema y cuando estás tratando con un broncas rey del mundo al que el mundo lo machaca y el tiene que machacar...lo que le hace falta es un tratamiento basado en cultura, disciplina –mucha- y conocimiento de buenas costumbres y educación.

A este pimpollo por mucho que le metamos parrafadas tipo “debes comprender” “el diálogo es fundamental”, “tú a tu ritmo”...joder porque meter la psicología en todo es carecer de psicología. A un pintas de estos lo que le hace falta es sabe lo que es está bien o no. Hacerle comprender, entender y no olvidar que no es el rey del mundo, que vive en sociedad y que lo que hace se paga, tengas doce años como si tienes treinta y dos. Que todo no consiste en hacer lo que a mí me venga en gana, que la cultura y el conocimiento son básicos en la vida. La educación, las buenas costumbres el hablar bien, el comportamiento correcto y en suma que un “buenos días” vale infinitamente más que un “te planto dos hostias ya porque me sale de los huevos”. Y para terminar hacerle saber que si no lo entiende, se joda, se caliente la cabeza, pregunte lo que no comprenda pero que por cojones tiene que aprenderlo. Son los mínimos que hay que saber y el que no lo sepa no puede vivir en sociedad...se pongan como se pongan los putos psicólogos de tres al cuarto.

He dicho.

1 comentario:

La Diosa dijo...

Pero qué razón tienes...